Si quieres asistir a alguna de nuestras salidas contacta conmigo para confirmar,proxima salida 10/12/17 cresta integral del Benicadell.Ultima actividad,3/12/17 el Peñarroya 2028 m en Valdelinares 9,2 kms desde la estacion de esqui

COMO FUNCIONA......

Funcionamiento de una central termica

Las primeras calderas de vapor fueron móviles —locomotoras, barcos— y su energía se utilizaba para el transporte. Pero en la propulsión de vehículos, la máquina de vapor ha cedido su lugar al motor de explosión y a la turbina. En compensación, las calderas fijas, fuentes de energía industrial, han extendido su hegemonía por todo el mundo. Entre la máquina de vapor y el consumidor de energía se utiliza un intermediario ideal: la corriente eléctrica, cómoda, flexible, invisible y silenciosa.

Por consiguiente, la función esencial de las máquinas de vapor es, actualmente, la de fabricar electricidad. Dado que la característica de la corriente eléctrica es la de poder transformarse y transportarse con facilidad, se construyen centrales térmicas cada vez más potentes, que alimentan a las fábricas y a innumerables motores eléctricos de regiones enteras. Los tres elementos esenciales de una central térmica son: la caldera, la turbina y el alternador, los dos últimos agrupados en un turboalternador.

La caldera, de enormes dimensiones, es recorrida por kilómetros de tubos donde se vaporiza el agua. Esta caldera quema, cada hora, decenas de toneladas de carbón, finamente pulverizado e inyectado en el hogar por medio de chorros de aire comprimido. El vapor, que sale a una presión de 127 kg por crn^y a una temperatura de 540°, al expandirse hace girar la rueda de alabes de la turbina. Seguidamente se enfría, se condensa y regresa a la caldera. El alternador, solidario de la turbina, transforma la energía del movimiento circular en corriente eléctrica. Sus arrollamientos son enfriados por medio de hidrógeno a presión.

La producción de un solo turboalternador puede alimentar de electricidad a una ciudad de la importancia de Valencia o de Bilbao. Las centrales comprenden varios turboalternadores de igual potencia, cada uno de los cuales, con sus anexos, constituye un grupo capaz de funcionar con autonomía completa. La corriente producida es dirigida hacia dos juegos de barras: uno, conectado a los aparatos» auxiliares propios del grupo, y el -otro, conectado a los transformadores de la estación convertidora, que transmite la energía eléctrica a la red general de interconexión.
Las diversas instalaciones de cada grupo se disponen en un orden que permita la ampliación ulterior del número de grupos sin modificar los elementos básicos ni entorpecer el funcionamiento de los grupos existentes.