Las cimas más imponentes
Marcate el reto y subelas
Escala nuestras paredes
Y siente la adrenalina en tu cuerpo
Realiza nuestras vias ferratas
Conocerás la emoción de altura
Sumergete en las cuevas y simas
Explora las profundidades de la tierra
Disfruta de tu mountain bike
Con las rutas que te ofrecemos

COMO FUNCIONA......

Funcionamiento de los rayos x(radiografia)

A finales del pasado siglo, el mundo de la ciencia experimentó una emoción sin precedentes al saber que se había obtenido una fotografía extraordinaria: la de la mano descarnada de una persona viva, Madame Roentgen, esposa del físico alemán Wilhelm Roentgen.

Esta fotografía había sido tomada gracias a unos rayos insólitos que el propio Roentgen acababa de descubrir y que resultaban tan misteriosos entonces que fueron denominados "rayos X".

El físico los había obtenido por medio de un tubo de vidrio al vacío, con el cual emitía rayos catódicos. Cuando estos rayos bombardeaban las paredes del tubo se producía esta radiación desconocida.

Más tarde se supo que se trataba de radiaciones de la misma naturaleza que las radiaciones luminosas, pero con una longitud de onda muy corta, lo cual les proporciona un sorprendente poder de penetración a través de loa cuerpos opacos. Gracias a ellos se hacía posible un tipo de investigaciones que nadie había imaginado hasta entonces: la exploración radioscópica, examen directo del interiot del cuerpo humano, o la exploración radiográfica, haciendo impresionar, lo mismo que con la luz, una placa sensible.

Según sea la longitud de su onda, los rayos X son muy penetrantes (rayos duros) o fácilmente absorbidos por el objeto que atraviesan (rayos blandos). Los distintos tejidos absorben desigualmente la radiación X. La piel, las mucosas y los músculos son mucho menos absorbentes que los huesos y los dientes. Las diferencias de opacidad que presentan las sombras de los diversos órganos sobre una pantalla radioscópica y sobre una radiografía, permiten que el médico descubra y delimite las lesiones orgánicas, las alteraciones dentarias, las fracturas óseas e incluso localizar los cuerpos extraños.

La ingestión de un compuesto de bismuto o de bario, opacos a los rayos X, hace posible el examen del tubo digestivo. Del mismo modo, la absorción de compuestos de bromo o de yodo facilita el diagnóstico de las enfermedades del apáralo urinario o de la vesícula biliar. También se recurre a los rayos X en otras muchas clases de investigaciones, especialmente en metalurgia y en física (para el estudio de los cristales). La acción prolongada de los rayos X destruye las células. Por eso se utilizan en el tratamiento de los tumores cancerosos (radioterapia)

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar