COMO FUNCIONA......

Funcionamiento de un globo aerostatico

Un aeróstato es un cuerpo que flota en el aire. Cuando Arquímedes descubrió su famoso principio, lo aplicó solamente a los líquidos. Pero también los gases pueden estar incluidos en él. Por esta razón se generaliza diciendo que todo cuerpo sumergido en un fluido en equilibrio -líquido o gas-experimenta, por parte de este líquido, un empuje vertical dirigido hacia arriba e igual en medida al peso del fluido cuyo lugar ocupa.

Por lo tanto, un globo posee una fuerza ascensional que es igual a la diferencia entre el peso del aire que desaloja y su propio peso. Está constituido por una envoltura impermeable hinchada con un gas más ligero que el aire -hidrógeno, gas del alumbrado o helio— y una barquilla, con una red que las une a ambas por medio de cables suspensores.

Una vez abandonado a sí mismo, el globo se eleva hasta su altura de equilibrio cuando el peso del aire desplazado es igual a su propio peso, lo cual resulta del hecho de que la densidad del aire disminuye a medida que se asciende.

Para poder pasar de esta altura crítica es preciso arrojar lastre con objeto de aligerar el globo. Para descender, el aeronauta dispone de una válvula colocada en la parte alta de la envoltura que permite que el gas se escape. Para frenar el descenso, habrá de recurrir de nuevo a quitar lastre. Y si es preciso desinflar rápidamente el globo, para evitar que la barquilla de mimbre sea arrastrada por el suelo.

También tiene a su disposición una cuerda que hace colgar de su barquilla al acercarse al suelo. Cuando esta cuerda toca tierra, el aeróstato queda aligerado del peso de la longitud de la cuerda que está en el suelo, y retrasa su descenso o bien asciende de nuevo. Actualmente, los globos, al ser puestos al servicio de la investigación espacial (es decir, astronómica), han conseguido un nuevo auge que hasta hace poco parecía improbable.

COMO FUNCIONA......

Funcionamiento de un globo cautivo

Su principio es el mismo que el aerostato pero este se une a tierra con una cuerda o otr elemento que lo retiene unido al suelo

Poco tiempo después de su nacimiento, el aeróstato fue destinado a usos militares: el "montgolfier" apenas tenía una docena de años de edad cuando fue utilizado, en 1794, en la batalla de Fleurus, en la cual, retenido por una cuerda, sirvió como puesto de observación. Durante la guerra de 1914-1918, Albert Caquot dotó a los ejércitos aliados de globos cautivos equipados con unos tornos automóviles que permitían su rápido desplazamiento de un lugar a otro.

Su barquilla podía subir hasta 1500 m de altitud, llevando un observador que permanecía en contacto con la artillería y el mando por medio del teléfono o de la radio. De este modo podía seguir el movimiento de las tropas, señalar los objetivos, regular el tiro, etc. Por su forma alargada, estos globos recibieron el nombre de "salchichas". Al principio de la Segunda Guerra Mundial volvieron a aparecer en los frentes. Pero tuvieron que ser retirados porque resultaban unos blancos demasiado fáciles para la aviación de caza. Los perfeccionamientos introducidos en las "salchichas" concernían a la mejora de su estructura para asegurar una mayor estabilidad.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar